0

Planes de futuro…

Planes de futuro… desde el pasado

Desde hace mayo que no os cuento nada de mí o de mi vida. Y puesto que volvemos «de vacaciones», creo que lo mejor será empezar con algo sencillito, y eso es contar lo que me ha sucedido en estos casi 5 meses de ausencia.

En primer lugar, las buenas noticias: deciros que ya por fin soy Licenciado en Traducción e Interpretación (con especialidad en interpretación de inglés tendría que ser también de francés, pero bueno…) después de sufrir un poquito más, con el ajetreo de practicar para todas las asignaturas de interpretación, mejorar mi nivel de francés para no ponerme más trabas… El caso es que me decidí sí o sí a terminar en junio este año y tuve que dejar esto apartado.

También he pedido al Ministerio de Asuntos Exteriores el título de Traductor-intérprete jurado, pero eso se lo tomarán con calma (como todo en este país…).

También terminé bien mis cursos de conversación de francés en la EOI de Pinto, aunque espero que me den los diplomas… Estuvo muy bien porque, a pesar de que a estas alturas la gramática la vuelvo a tener rouillée oxidada, la facilidad para hablar todavía sigue en su nivel de entonces. Incluso ayer, que volvía en el autobús, estuve hablando en francés con un hombre nigeriano que venía a Madrid… y nos entendimos, que no es poco 😉

Todavía sigo esperando noticias de Eurodisney, donde quería haber trabajado durante el verano, o incluso por estas fechas. Pero hace ya mucho tiempo me desencanté con ellos y he decidido no depender más de su respuesta. Me fastidia porque tuve una buena baza puesta en ellos (sueldo aceptable más la súper mejora de mi nivel de francés), pero ya he decidido mandarlos a tomar Fanta.

Y tampoco me veréis el curso que viene en la Universidad Autónoma de Barcelona. No he conseguido encontrar recursos para pagarlo y mantenerme allí. Una pena, porque puse mucha ilusión y esfuerzo en el proyecto, pero siempre estará ahí para cuando me vea capaz (económicamente) de hacerlo.

¡Pero no todo es malo! Por el momento tengo un trabajo (no relacionado con la traducción) para sacarme algún ahorro que otro y ver dónde podrá dar el salto esta rana (esperemos que al otro lado de la frontera, o lo más cerca de ella…). Y bueno, lo más destacable es que estoy traduciendo un libro. Sí, sí, TRADUCIENDO UN LIBRO. Los que me sigáis por Facebook/Twitter ya estáis al tanto. Pero soy el traductor de  Guía Políticamente Incorrecta del Capitalismo, de Robert P. Murphy. Un libro que está bien para quienes la economía no es lo suyo, pero quieran enterarse. Está muy bien explicado (y, por supuesto, traducido) y trata de temas y cuestiones comunes (salarios de las celebridades, deudas, trabajo…) y desmonta varios mitos que se tiene en general sobre el capitalismo.

Ya os iré comentando más. Esto es solo el pequeño aperitivo de este tiempo de vacaciones.

Un saludo,

Mario

Anuncios