1

Entrecomillados

El buen uso de las comillas en español

Pasa muchas veces y todos lo vemos, nos creemos capaces de escribir y hablar perfectamente en nuestra lengua materna, cuando está claro que no lo hacemos. El ser nativo no nos proporciona automáticamente los conocimientos para el uso correcto.

Sin embargo, lo peor de todo (en cualquier ámbito) es que si no sabemos ver que tenemos un problema difícilmente podremos subsanarlo. Y aquí me gustaría hablar de un “error” del que poca gente se percata (y en estas líneas lo he cometido), ¿cómo usar correctamente las comillas en español?

En efecto, amigos, se acepta (generalmente) el uso de las comillas como las que he usado, las que conocemos todos, las comillas inglesas. No obstante, en español se usan tres tipos de comillas, que tienen un uso especial. Aquí lo explico:

Comillas latinas, españolas o angulas (« »)

Estas comillas son las que deberíamos usar en primer lugar. Las podéis sacar si pulsáis Alt seguida de la combinación 174 para las de apertura («) y Alt + 175 para las de cierre (»). Un apunte, y bastante importante, es que la combinación de números debe ser del teclado numérico OBLIGATORIAMENTE (el teclado de número de la derecha del todo; los portátiles pueden o no tenerlo). Si usáis la fila de números de encima de las letras, Word (o el procesador de texto) probablemente os hará alguna de las suyas.

«Si lloras porque no puedes ver el sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas».

Rabindranath Tagore.

Comillas inglesas (“ “)

Las conocidas comillas que como indica su nombre son las más utilizadas en inglés y las más extendidas. Su uso debería limitarse al que rige en español. Quizá sea un poco rígido en este sentido, pero creo que las singularidades de una lengua la enriquecen mucho más y tampoco supone un trauma adaptarse a una pequeña norma como es la de las comillas. Por lo tanto, su uso debe ser el siguiente: entrecomillar algo dentro de algo entrecomillado (por las comillas latinas). Para muestra, un botón:

«Lope de Vega dijo: “Forzoso es hablarle al vulgo en necio para darle gusto”».

Comillas simples (‘ ‘)

 

Estas son menos conocidas, pero imagino que sabréis su uso. Sirve para entrecomillar algo dentro de algo entrecomillado dentro de algo entrecomillado. Esto no es Comillaception pequeño juego de palabras con la película Inception y sin gracia, pero creo que es más sencillo verlo con otro ejemplo:

«Y Antonia, escondida en la despensa, oyó decir a Julián: “Verás qué ‘sorpresita’ le espera a Miguel, ¡no se la esperará!”».

Consideraciones

Para un conocimiento extenso, os recomiendo leer el apartado del Diccionario Panhispánico de Dudas para conocer bien sus usos y las pequeñas (y a veces odiosas) excepciones, especialmente si el texto lo escribimos a mano o a ordenador.

Lo más destacable es que en textos a ordenador se eliminen las comillas y se use el sangrado para las citas:

La envidia es mil veces más terrible que el hambre, porque es hambre espíritu.

Miguel de Unamuno.

Se usan también para marcar, en textos escritos a mano, palabras o expresiones vulgares, de otra lengua, para la ironía o para darle un carácter especial a dicha palabra. Por otro lado, en textos a ordenador, se prefiere el uso de la cursiva si el texto está en redonda y redonda si el texto está en cursiva:

Estudió marketing en Estados Unidos / Estudió marketing en Estados Unidos.

Los signos de puntuación correspondientes se escriben fuera de la cita. Sin embargo hay que tener siempre presente que la cita es un texto independiente por decirlo de algún modo, por lo que si nuestra cita es una pregunta y es final de oración, el punto tiene que ponerse, sin importar que haya una interrogación final:

«¿Te ha dicho que te vayas?».

«¡No puedo creerlo!», dijo Emilia.

Una vez más, os recomiendo visitar la entrada del DPD sobre las comillas aquí para que aprendáis los usos correctos de las comillas.